viernes, 28 de agosto de 2009

Boomerang


El principal partido de la oposición ha puesto el grito en el cielo. Dice que el Gobierno le pincha los teléfonos y que luego lo filtra. Exige una investigación judicial pero no ha presentado evidencias que sostengan esta grave acusación. Y pide que se abra una investigación porque lo digo yo. El caso es que se queja con amargura cada vez que tiene ocasión, pero no responde cuando los periodistas le piden pruebas.


Ese mismo partido del que hablo, gobierna en la Comunidad de Madrid, donde sí existen pruebas y testimonios (ante la policía y ante el juez) que indican que se espió con dinero público a opositores internos. Y donde sí se ha abierto una investigación judicial. Los jefes de los espías están muy próximos a la propia presidenta de la comunidad, que acaba de volver de vacaciones. Sin embargo, ha impedido que el principal responsable político de los espias dé explicaciones en la Asamblea, es decir, a todos los madrileños que pagamos su sueldo y el de la señora Aguirre. Y también el de los espías.

1 comentario:

  1. Sí. Habrá que comentar. Quizás con una palabra: Lamentable.

    ResponderEliminar